PREPARA UN GRAN VIAJE POR MARRUECOS

El Magreb, al norte de África, es siempre un destino misterioso y cautivador. Marruecos es una parte de esta región que nos permite adentrarnos en una experiencia única sin necesidad de surcar el mundo hasta las antípodas.

Así que si tienes ganas de conocer lugares maravillosos y experimentar los encantos de una cultura exótica, ponte en marcha y comienza el viaje, siendo mejor este viaje en autocaravana para relajarte y disfrutar este país a tu aire, disfrutando de cada rincón y sus encantos.

Prepara tu viaje por Marruecos

Una nota importante, si has escogido visitar este hermoso país haciendo uso de tu camper, ten en cuenta los tiempos, este viaje lo puedes organizar en dos partes, ruta norte y ruta sur. Pero es imposible hacerlo completo en menos de quince días, al menos si quieres disfrutar realmente de los encantos de esta región.

Otro consejo importante es que tienes que considerar la época de tu viaje. Si piensas en Marruecos lo más probable es que imagines un sol enorme con un calor abrasador, aunque esto es cierto, en invierno también hace frío y cae nieve. Así que considera mejor la primavera o principios de otoño como la época ideal para tu viaje.

Recuerda que para viajar en autocaravana necesitas, además de tu pasaporte vigente, los siguientes documentos: permiso de circulación, seguro internacional, Modelo D16 ter (este lo encuentras aquí).

Ruta Norte, inicio de la travesía en Marruecos

Una vez atravesado el Mediterráneo en ferry, la ruta comienza por Tánger Med. También existen otras opciones, de acuerdo con la ruta de ferry que hayas escogido, los puertos de entrada podrían ser Ceuta, Melilla, Nador. En cualquier caso, nuestra recomendación es que comiences tu viaje por Marrakech.

La primera semana la puedes dedicar a hacer la ruta norte que comienza en Marrakech, la ciudad roja, aquí te recomiendo pasar un par de días, no puedes dejar de visitar la plaza de Jemaa-el- Fna y disfrutar sus Riads.

Otro lugar imprescindible es el Ksar de Ait Ben Haddou, declarado Patrimonio de la Humanidad, esta especie de pueblo fortificado, habitado por bereberes te encantará y pondrá a volar tu imaginación.

Luego dirígete hacia el Palmeral de Skoura (un oasis de más de 700.000 palmeras datileras), para luego pasar a el Ait ben Hadou, la Garganta de Dades hasta llegar a las dunas de Merzouga en pleno desierto del Sahara.

Escoge dos de estas estaciones en la ruta hacia el desierto, para pasar una noche, una a la ida y otra al retorno. De esta manera probar sus aromas y sabores para disfrutar de su encanto.

El segundo recorrido de la ruta norte lo puedes hacer saliendo de Marrakech a Essaouira para conocer las cascadas de Ouzoud y de paso las dunas den Erg Chigaga.

Otra opción de recorrido es concentrarte en la zona norte, y visitar localidades como Fez. Allí no dejes de visitar su Medina, una de las más grandes del mundo, una joya arquitectónica realmente fabulosa. También tienes la opción de Mequinez, cuyo casco histórico es también Patrimonio de la Humanidad.

Ruta Sur, sol y la playa

Si tu plan es buscar diversión en la playa, la ruta Sur es la que más te conviene. Entonces, olvida de entrada Marrakech y una vez en el puerto, enfila tu caravana hacia el Sur.

En este recorrido podrás visitar playas paradisíacas y reposar a sus orillas durante hermosos atardeceres en los confines del desierto del Sahara.

Una opción muy recomendable es que visites pueblos pesqueros como Essaouira con un ambiente más juvenil y propicio para actividades de diversión como los deportes acuáticos.

Se nota la vocación turística de esta región en donde podrás conseguir una parcela en un campings, hostales económicos y pequeños restaurantes a la orilla del mar donde probar los encantos de la comida marroquí.

El ambiente festivo y alegre se hace sentir con música en los altavoces del mercado del pueblo, un lugar donde podrás comprar souvenirs u objetos curiosos de la localidad.

Otras playas que son muy recomendables en la Ruta Sur son Imsouane, ideal para los surfistas, y las Dunas de Tamri a la orilla del mar.

En este recorrido no puede faltar la playa de Legzira, donde podrás conocer una de las famosas formaciones llamadas Patas de Elefante. Algo realmente alucinante.

Finalmente, este recorrido lo puedes completar en la ciudad de Tiznit, con su muralla de siete kilómetros. En esta localidad podrás comprar una bonita orfebrería de plata y latón que es característica de la zona.

En estas rutas es mucho lo que falta por conocer y descubrir Marruecos, pero es un buen punto de partida que puedes moldear según tu tiempo y conveniencia para disfrutar un destino de ensueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *