EN CARAVANA POR EUROPA: TURQUÍA

Turquía es un viaje idílico. Ruinas memorables, ciudades de ensueño y paisajes naturales únicos. Conocer este país y adentrarse en sus tesoros escondidos es una de las mejores decisiones que puedes tomar en el  momento de elegir el destino de tus vacaciones en caravana.

Solo debes tener en cuenta que para lograr tus objetivos y poder disfrutar de tus vacaciones soñadas, existen ciertos detalles para tener todo bajo tu control. Aquí podrás encontrar algunos consejos que te ayudarán a hacer de este, tu destino soñado.

Por dónde comenzar

Lo primero que debes saber es que, si eres ciudadano español, no necesitas un visado. Pero si excedes los 90 días durante los próximos 180 días no es un trámite complicado, solo debes pagar el coste de esta y te darán como comprobante una pegatina. Este trámite lo puedes realizar al llegar al aeropuerto o en cualquier puesto de fronteras. También puedes hacer el pago por Internet en la web: www.evisa.gov.tr/es/.

Además debes saber que es necesario tener tus pólizas de seguro vigentes, tanto de tu coche como una póliza de seguro sanitario que se necesita en Turquía.

Estambul, una travesía inolvidable

Para llegar a Turquía por carretera, debes atravesar varios países, como Francia, Italia, Eslovenia, Croacia y Bulgaria. Debes pagar  los peajes que en realidad no son para nada caros.

De todas los caminos posibles, quizás la mejor opción si tu único destino es Turquía, es ir a través de Italia. Por el camino de Ancona podrás tomar un ferry que te lleva hasta la ciudad de Igoumenitsa (son unas 18 horas de viaje) en Grecia, para luego hacer unos 700 Km de carretera hasta la frontera con Turquía.

Una vez pasada la frontera griega, el primer destino, es la capital, Estambul. Una ciudad de unos 15 millones de habitantes, con un perímetro de alrededor de 100 Km. Allí te recomendamos buscar el centro histórico de la ciudad.

En el barrio pesquero podrás conseguir un aparcamiento para ti y tu caravana, comer un delicioso pescado a muy buen precio y pernoctar con derecho a wc y duchas por tan solo 20 euros.

La visita a Estambul merece la pena, allí puedes permanecer por tres o cuatro días. Recorrer sus calles, visitar sus templos y museos. Es una experiencia realmente maravillosa, esta ciudad tiene realmente muchas cosas para ofrecer.

Aunque son innumerables las cosas por ver en Estambul, hay algunas imprescindibles que merecen ser visitadas. La Catedral de Hagia Sofía, (en la actualidad una mezquita), la Mezquita Azul, Palacio Topkapi, Cisterna Yerebatan, el Gran Bazar y la Torre Gálata, un Paseo por el Bósforo y el Bazar de las Especias, son experiencias que realmente no debes dejar pasar.

Ankara, la capital

La antigua Constantinopla te dirá cuantos días debes pasar en ella. Una vez que decidas tu partida, el próximo lugar obligado en tu recorrido es la ciudad de Ankara.

Ankara es la capital de Turquía, tiene una población de unos cinco millones de habitantes. Su fisonomía cosmopolita y moderna se muestra en su moderna arquitectura y sus elegantes barrios.

Sin embargo, esta ciudad tiene mucho más que ofrecer que una arquitectura moderna. En ella encontrarás ruinas griegas y romana, además de su pasado bizantino. Uno de sus lugares imprescindibles es el castillo, en este podrás disfrutar de hermosas vistas de la ciudad.

Una vez visitados los museos y las ruinas romanas de Ankara, el siguiente destino recomendado es la ciudad de Göreme. Este pequeño poblado es el enclave ideal para conocer la riqueza natural de los paisajes turcos. Además, desde allí, puedes visitar las ruinas de Cappadocia, que seguramente, no te defraudarán.

Una de las experiencias inolvidables que no debes dejar de pasar la oportunidad, es hacer un recorrido en un globo por la llanura de Anatolia. Recorrer la región de Anatolia en globo al amanecer, es realmente una experiencia inolvidable.

Otras maravillas de Turquía

Otro de los lugares maravillosos que no debes dejar de visitar en tu travesía por Turquía es la ciudad subterránea de Kaymakli. Un lugar subterráneo que en su momento fue habitado por unas 40.000 personas, y que hoy en día ha sido declarado patrimonio de la UNESCO.

Y, por supuesto, no dejen de visitar la costa de Turquía, enclaves como la costa del Egeo y la costa Licia, que no os defraudarán.

Seguramente lo que  falte es tiempo para admirar y disfrutar de esta tierra maravillosa, animaos que siempre querrás regresar a por más. Para saber como puedes obtener un intercambio de caravana en el destino elegido puedes informarte aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *