Auto-caravana-van-van3

PIERDE EL MIEDO A CONDUCIR UN VEHÍCULO CON EL VOLANTE A LA DERECHA

Conducir un vehículo con el volante a la derecha puede ser un verdadero reto, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los países utilizan vehículos con volante a la izquierda y todas las normas de tránsito están adaptadas a esta conducción.

Sin embargo en unos pocos países, como es el caso de Reino Unido, se utilizan vehículos con volante a la derecha y se conducen por el lado izquierdo de la calle. Y para quién no haya aprendido a conducir de esta manera, acostumbrarse va a requerir algo más que un poco de paciencia. No obstante, con práctica todo es posible.

Pero primero intentemos responder una pregunta…

¿Por qué en algunos países se conduce con el volante a la derecha?

La razón de esta particularidad tiene diversos orígenes y la primera de ellas podemos rastrearla hasta la época del Imperio Romano. Allí tenían la costumbre de circular con el caballo por el lado izquierdo del camino para poder saludarse con la derecha o… desenvainar la espada en caso de un ataque, ya que la mayoría eran diestros.

Los tiempos cambiaron, pero la costumbre de sentarse a la izquierda para tener libre la mano derecha se extendió a través de los siglos. En época de carruajes era común que el conductor se sentara en el último caballo a la izquierda para poder utilizar el látigo con la derecha. 

Sin embargo todo esto cambió con la Revolución Francesa. El motivo era diferenciarse de la aristocracia derrocada, acabando con la costumbre de conducir con el volante a la derecha y se pasó a la izquierda. Sin embargo, el Imperio Austrohúngaro, Gran Bretaña y Portugal, se resistieron a este cambio.

No obstante, este hecho definió la manera en la que se organizaría el tránsito circulatorio en el futuro. Con la aparición de los primeros vehículos motorizados, poco a poco se fue pasando de situar el volante en el centro a situarlo a la izquierda, cerca del eje de la carretera para que los conductores pudiesen ver con mayor facilidad el tráfico en sentido contrario.

van-van-volante-derecha

¿Cuesta acostumbrarse al volante a la derecha?

Quienes han tenido la experiencia aseguran que, al principio no es nada fácil. La primera dificultad radica en ubicarse en tiempo real al conducir en la nueva posición que para nosotros suele ser la del acompañante. Sin embargo el problema principal es acostumbrarse a conducir la caja de cambios con la mano izquierda que, de por si, no suele ser nuestro lado más hábil.

Cómo aprender a conducir con el volante a la derecha

Para quitarse el miedo, lo más seguro es practicar en una zona despejada a muy baja velocidad. No obstante, te recomendamos que antes pases varios minutos sentado/a en el vehículo experimentando la sensación, adaptándose y practicando un poco el tema de las marchas, hasta que el brazo encuentre precisión en los movimientos.

Este punto es el más importante, pues por el resto no debería presentar problemas. Los pedales de un vehículo con volante a la derecha son iguales que los de uno con volante a la izquierda, el pedal del embrague está a la izquierda (cerca del centro del vehículo), el pedal del freno está en el medio y el acelerador a la derecha.

La caja de cambios también es exactamente igual, solo que al estar sentados del otro lado, la manera en la que hacemos las marchas cambia drásticamente. La primera marcha siempre implicó llevar la palanca hacia nosotros (izquierda) y adelante. Bien, desde el lado derecho debemos alejar la palanca y luego hacia delante. 

Si bien puede parecer fácil, en el momento de conducir lo más común es hacerlo en espejo, tal cual lo hacemos con el volante a la izquierda y en ese caso estaríamos utilizando las marchas más altas. Es por ello que al principio es muy importante concentrarse mucho al realizar las marchas.

Recuerda que no solo cambia el lado en el que se encuentra el volante, además cambian las reglas de circulación. Por lo tanto deberás conducir por el lado izquierdo de la calle. Para mantener la alienación y no cambiar de carril en un descuido debido a la costumbre, se recomienda alinear el borde derecho del parabrisa con la línea central de la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *